jueves, 15 de marzo de 2012

Pop Retórika. ¡Esta ronda la pago yo!

Maraviyes de la edición dixital, Pop Retórika vuelve a la lírica caleyera con una segunda edición, engalanada con una faxa collorada que-y prestó pola vida a l'autor, nes sos propies pallabres.

Pa quien quiera conocer qué ye lo que faen aquellos que van a los chigres a dalgo más qu'a cocese, equí tenéis un exemplu de los que contién esti volume de poemes reeditáu.


LA COCACOLA Y EL MAR

Hay ideas románticas
sobre casi todo.

Si pegas el oído, por ejemplo, según dicen
a una caracola
se escucha el mar.

Yo he probado lo mismo con botellas de cocacola
o con los cilindros negros donde se guardaban
los carretes de las cámaras de fotos
y he escuchado lo mismo.
La mer, l'amour.

Se han escrito tantas cosas
sobre las olas que caben en un enamoramiento
que cada vez que pongo la oreja en algo cóncavo
vienen a mí los océanos todos
vienen las gambas y los tiburones
las sepias y los cangrejos, con las sirenas.

Y debería creer
lo reconozco, quizás solo por conservar
la salud mental o la esperanza, en alguna
de entre todas esas tontas convenciones.

Debería creer, realmente
en algo
en la mujer acaracolada
igual a las desembocaduras todas.

Yo qué sé, en Marx
revisado por la escuela freudiana
o en un partido en el que alienarme revolucionaria
o futbolísticamente.

Debería creer
lo sé.

Pero
de momento
solo cuento con la certeza
de que el mar se escucha en cualquier cosa hueca
y de que no necesito caracolas
para escuchar
el sonido
de las olas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada